Haz tu propia leche vegetal!

Leche de avena, fácil, rápida y con muchas propiedades beneficiosas procedentes de la avena, y complementos.

Ingredientes:
– 6 cdas de avena biológica e integral.
– 1,5 litros de agua filtrada.
– 1 cdita de cúrcuma
– 1 cdita de jengibre
– 1 rama de canela.

Receta:
Calienta el agua, añade los ingredientes, bátelo todo y deja que repose 8hrs aprox. Cuela y guarda en la nevera.

Algunas de sus propiedades:
AVENA: cereal que contiene vitaminas B1, B2, E. Minerales: magnesio, zinc, calcio y hierro. Carbohidratos, fibra y aminoácidos, de lenta absorción por lo que retrasa la sensación de hambre. Es diurética y aumenta el tránsito intestinal, ideal contra el estreñimiento. La avena, además, es buena para nuestra sistema nervioso gracias a su aporte en vitaminas del grupo B, convirtiéndose en una opción maravillosa para regular el estrés y la ansiedad.

CÚRCUMA: especie que ofrece muchos beneficios para nuestra salud. Previene múltiples enfermedades, ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo y fortalece el sistema inmune.

JENGIBRE: raíz que nos aporta una sensación de calma, es ideal para esos días en los que el nivel de estrés es pronunciado. Nos ayudará en casos de congestión, aliviando los síntomas del constipado.

Cómo depurar tu cuerpo después de los excesos

Durante las fiestas navideñas solemos ingerir mayor cantidad de alimentos grasos y azúcares de lo que estamos acostumbrados, alterando el funcionamiento habitual de nuestro organismo.
Podemos ayudar a recuperar la estabilidad de nuestro cuerpo eliminando el exceso de toxinas mediante una alimentación rica en vitaminas, fibra, agua, verduras frescas y adoptando algunos hábitos saludables.
  • Toma agua con limón en ayunas. El limón es depurativo, rico en vitamina C y antioxidantes. Además de hidratar tu cuerpo tras las horas de sueño, podrás mejorar el tránsito intestinal favoreciendo la eliminación de toxinas. El limón nos permite también restablecer el pH del cuerpo y reduce la acidez del resto de alimentos.
  • Cambia el café por el té. Las bebidas con café influyen en los niveles de azúcar en sangre, alteran el estado anímico y provocan falta de energía una vez que el efecto ha pasado. El té, además de estimulante, tiene un gran poder en disolver grasas y estimular las funciones renales, además hidrata el cuerpo y proporciona antioxidantes.
  • Harinas integrales. Consume harinas integrales y con poco gluten. Si comes bocadillos, los vegetales son deliciosos.
  • Cocina al vapor. Los alimentos mantienen todo su sabor, cualidades nutritivas y se suprime todo tipo de grasas.
  • Aliña tus alimentos. Usa las especias, colorea tu comida, incorpora diferentes sabores en tus platos.
  • No piques entre horas. Si tienes hambre bebe infusiones, las mejores son las digestivas como el Yogui Te. Come manzana, que es rica en pectina y fibras que ayudan a limpiar y arrastrar las toxinas del intestino, o piña, que es diurética y digestiva.
  • Come conscientemente. Dedica a la comida un tiempo y un ambiente tranquilo y relajado, mastica conscientemente la comida antes de tragarla, y ten unas horas fijas para las comidas.
  • Bebe agua. Olvida las bebidas azucaradas o gaseosas.
  • Suplementos alimenticios. Nos ayudarán suplementos como los comprimidos de alcachofa, concentrado de pomelo, concentrado de piña, el vinagre de manzana, etc.
  • Haz ejercicio físico, duerme bien, planifica tu menú semanal, consume alimentos de temporada y ecológicos.

descarga-1

Compartir con las personas que quieres tiene beneficios para tu salud

Cuando decimos que las personas somos sociales, nos referimos a que necesitamos a otras personas para poder vivir y crecer. Y digo necesitamos, porque las necesitamos, aunque nos cueste asumirlo. Es cierto que hemos inventado múltiples artilugios que nos facilitan la vida y que nos permiten movernos de manera independiente, pero a pesar de ello, todos sabemos (y posiblemente hemos experimentado) que la soledad no elegida puede ser desoladora.
Cuando compartimos tiempo y espacio con personas que queremos e intercambiamos sonrisas, lágrimas, miradas, ideas, experiencias, emociones… nos fortalecemos a partir la identificación. Damos la oportunidad al otro para que nos conozca y a nosotros para conocerle a él, creamos y reforzamos vínculos, y es quizá una de las actividades más gratificantes de la vida porque satisface nuestra necesidad de sentirnos amados y poder confiar en alguien.
Beneficios para tu salud:
– Compartir con los que quieres genera un sistema de apoyo, de soporte y de comprensión. Mejora el estado anímico, rebaja la ansiedad y se establece la vinculación afectiva.
– Se reduce el sentimiento de soledad, de inseguridad y de inferioridad.
– Se aprende de las experiencias de los demás.
– Se fortalece el sistema inmune.
“Compartida, la alegría se multiplica y la tristeza se divide”
Consejos para compartir tiempo de calidad:
– Busca en tu semana momentos en los que compartir tiempo con esas personas que son importantes en tu vida.
– Compartir actividades que os resulten placenteras, satisfactorias, amenas.
– Olvida el móvil y otros distractores, vive tu relación en el aquí y ahora.
– Muéstrate honesto para facilitar la relación, si temes algo puedes aclararlo.
– Es un error pensar que tus historias aburren, cuando empieces a hablar verás que tus experiencias no distan tanto de lo que le pasa a la persona que tienes delante.
– Escucha cómo se siente el otro, y acepta que pueda sentirse como lo hace.
Además recuerda que Compartir en familia estrecha lazos y favorece un clima afectivo y respetuoso, lo cual resulta ser el contexto básico para el desarrollo de una persona plena y saludable.

La ilusión es algo que debemos cultivar

¿Ya has hecho la carta? Los días previos a la llegada de los reyes magos se convierten en días de felicidad e ilusión. Son días en los que nos permitimos tener sueños, nos sentimos alegres y optimistas. Los niños nos transportan a momentos de inocencia y espontaneidad, y nos permitimos compartir con ellos la magia del presente.
La ilusión nos conecta con emociones positivas, es un sentimiento que nos empodera. Tener ilusión es tener motivos para que el presente sea un momento importante, alegre y lleno de futuro. Podríamos decir que la ilusión es como una vitamina que generamos y que nos empuja a desarrollar proyectos y a creer en nosotros mismos.
El problema de las ilusiones es cuando creemos que nuestra felicidad depende de que estas se cumplan, y cuando no se cumplen nos sentimos mal y ello afecta sobre nuestra autoestima. A lo largo de los años tenemos millones de ilusiones y sueños, muchos de ellos no se cumplen, y otros tantos que sí lo hacen a veces no acaban siendo lo que esperábamos.
Eduardo Punset nos explica que los científicos han descubierto en el cerebro lo que llaman el circuito de la búsqueda. Este circuito, que está asociado a sentimientos de placer y felicidad, se activa cuando generamos expectativas y no durante el acto es sí.
Un ejemplo lo podemos ver estos días en los niños que esperan con gran ilusión la llegada de los reyes y los regalos que pidieron en sus cartas. A veces, a los adultos nos duele ver como su ilusión disminuye después de abrir los regalos y cómo los olvidan durante el resto de días. Ello nos invita a pensar que quizá no era tan importante el regalo en sí, sino todo el proceso anterior.
Los adultos podemos reaprender de los niños dejándonos contagiar de la ilusión que transmiten y compartiéndola. No solo en estas fechas, sino durante nuestra vida. Ellos no tienen prejuicios que limiten su capacidad de proyectar una realidad más flexible.
Tener ilusión, tener sueños, tener expectativas, aviva nuestro sentimiento de felicidad. Tomemos la ilusión como ese don que tenemos los seres humanos para creer en aquellas cosas que no vemos pero que nos ayudan a vivir, como una necesidad que nos mantiene vivos y que aligera la monotonía y la carencia.
Sé flexible, vive la ilusión como el camino y no como la meta.

R E S P I R A . . .

Siente tu respiración. Estamos siempre respirando pero, ¿cuánto tiempo de nuestra vida dedicamos a ser conscientes del movimiento de nuestros pulmones?.

Respirar es un placer inmenso: respira al despertarte, respira mientras trabajas, respira cuando comas, respira durante el descanso, respira en tus juegos, respira cada vez que hagas el amor, respira incluso mientras duermes. Suave, profundamente…

Buen viaje hacia tu mundo interior!

respira

Foto de Ferran Pestaña

¡2017 sin más excusas! Haz tu deseo realidad

¿Tienes algún proyecto que estás deseando poner en marcha? Hoy es el día adecuado para plantearte cómo quieres encarar el próximo año, márcate objetivos y ponte en acción. No tengas miedo, esto es lo que debes hacer para convertir tu deseo en realidad:
Haz una lista con tus deseos. Lo primero es anotar aquello que quieres hacer, lo que quieres conseguir. Ten en cuenta que todo logro requiere un esfuerzo, te ayudará enumerar tus ideas según el grado de facilidad que te requiera conseguirlo.
Márcate una fecha. Decide qué día vas a ponerte manos a la obra y cuándo esperas encontrar resultados. Crea hábitos de trabajo que te permitan dedicar tiempo a tu proyecto. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
Comprométete con tu proyecto. Puedes conseguir todo lo que te propongas si dedicas tiempo y crees en ello. Cuéntale tus propósitos a gente que te apoye, engancha frases motivadoras en tu agenda, no tengas miedo de abandonar tu zona de confort.
Cree en ti. Tú eres la protagonista de tu vida, asume que la responsabilidad de tu felicidad depende de ti misma y de nadie más. No esperes a que ocurran las cosas por sí mismas, tú creas tus propias oportunidades.
Foto de portada de Haceme un 14

Siente el invierno!

¡Siente el invierno! Bienvenidos a esta estación que nos invita a conservar la energía y descansar.

La naturaleza al completo se aquieta y tranquiliza, los animales, las plantas, ¿y nosotros?…

El invierno nos enseña a trabajar menos, a reservar nuestras fuerzas, a dormir más, a reflexionar y reconocer nuestro silencio interior, a buscar el calor, la luz y la paz en nuestro hogar.

¡Vive el invierno! ¡Disfruta el invierno!