Ante la inflamación crónica: mucho respeto

Nuestro organismo utiliza el proceso inflamatorio para defenderse ante ciertos peligros y eliminar al agente causante…

Cuando el agente causante no puede ser eliminado y después de un período de tiempo prudencial, el proceso inflamatorio se cronifica, lo que lo convierte en un auténtico inconveniente, ya que propicia la aparición de enfermedades más difíciles de sanar. Algunos de los trastornos con los que nos podemos encontrar son las enfermedades degenerativas, el envejecimiento prematuro, la hiperactividad del sistema inmune, el cansancio, el dolor en las articulaciones, un metabolismo defectuoso de las grasas, la hinchazón en el aparato digestivo, la retención de líquidos, etc.

pexels-photo-884169

La inflamación desaparece de manera natural cuando ha cumplido su objetivo, siempre que nuestro sistema inmunitario esté en buenas condiciones, sin embargo puedes tomar ciertas precauciones, tanto para prevenirla como para evitar que se cronifique:

  • Come 4 o 5 veces al día (la cena temprana, muy sencilla y ligera), alimentos variados, naturales, frescos, sin procesar, sin refinar, sin aditivos químicos, sin bebidas industriales, con especial atención a las grasas saludables
  • Procura que tu cuerpo esté bien hidratado, es fácil, bebe agua
  • Controla el estrés, tanto físico, como psíquico, como emocional. Existen multitud de técnicas, seguro que encuentras una a tu medida
  • Descansa, duerme, respira, disfruta de la vida

smoothie-fruit-vegetables-salad-beetroot-carrots-161440

  • Toma contacto con la Madre Naturaleza
  • Haz ejercicio todos los días. El movimiento en sí mismo ya es ejercicio, toma conciencia de tus movimientos, siéntelos, vívelos
  • Reduce al máximo el consumo de medicinas de laboratorios químicos, así como el consumo de alimentos tratados con hormonas y antibióticos, además de inflamar nuestro organismo nos engordan sin necesidad
  • Siente gratitud y humildad ante tu única vida: a veces se gana, a veces se pierde, pero estamos en el juego y queremos llegar al final sanos y salvos

¿Y QUÉ COMEMOS?

Mucha tranquilidad, hay tantos alimentos a los que podemos dar prioridad que no vamos a pasar hambre en absoluto. Aquí tenemos algunos ejemplos:

pexels-photo-157310

  1. Verduras y hortalizas de todos los colores, por su alto contenido en vitaminas y minerales
  2. Setas
  3. Jengibre, cúrcuma, ajos y cebollas, por su poder antiinflamatorio
  4. Cereales integrales, por su alto contenido en fibra
  5. Bayas y frutas de todos los colores, por su alto contenido en antioxidantes (antocianinas)
  6. Piña y papaya antioxidantes, ricas en fibra y enzimas antiinflamatorias, que nos ayudan en la digestión y la eliminación de líquidos
  7. Germinados
  8. Frutos secos crudos o en forma de leche, por su alto contenido en grasas saludables
  9. Semillas, por su alto poder nutritivo
  10. Yogur, kefir, chucrut, porque mantienen en buen estado la flora intestinal
  1. Conservas caseras
  2. Hierbas aromáticas y especias, digestivas y antisépticas
  3. Pescado azul, por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3
  4. Aceite de oliva virgen, aguacates, aceite de lino
  5. Algas
  6. Aceitunas, ricas en Vit. E
  7. Legumbres, por su alto contenido en proteínas vegetales
  8. Huevos de buena procedencia.
  9. Carnes blancas y en menor medida carnes rojas procedentes de animales bien alimentados
  10. Agua, tés de hierbas, leches vegetales, batidos y zumos preparados en casa

¿No se te hace la boca agua? ¡Qué tengas un buen día!

pexels-photo-242178

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: