Ejercicio interno para fortalecer las glándulas sexuales

El objetivo principal de los ejercicios internos taoístas, es fortalecer nuestro cuerpo y nuestro espíritu, favorecer el desarrollo del sistema inmunitario contra las enfermedades y el dolor y conseguir un gran sentimiento de bienestar.

El primero de ellos es “El ejercicio del ciervo”, destinado a producir y a equilibrar las secreciones de las glándulas endocrinas.

En nuestra vida diaria, el estrés que padecemos derivado del medio ambiente, de la sociedad o de nosotros mismos, engendra temor, nos debilita y consume una gran cantidad de energía. Nuestro organismo no puede vivir sin un aporte continuo de energía a los órganos y tejidos. La mayor parte de esta energía la conseguimos a través de los alimentos y del aire que respiramos.

Over-65-

En el interior de nuestro cuerpo hay siete centros energéticos importantes que se corresponden con siete glándulas:

  1. Glándulas sexuales: próstata, testículos, ovarios, útero y glándulas mamarias, que regulan la secreción de hormonas, la energía, la reacción sexual y la reproducción.
  2.  Glándulas suprarrenales: suministran energía para el funcionamiento de los riñones, la piel y la columna vertebral.
  3. El páncreas: ayuda a controlar la digestión, el porcentaje de azúcar en sangre y el calor del cuerpo.
  4.  El timo: gobierna el corazón, los pulmones y los huesos del cuerpo.
  5.  Glándula tiroides: mantiene el metabolismo de las células del cuerpo.
  6.  La hipófisis: rige la mente, la inteligencia, la memoria, la cordura y el pensamiento.
  7.  Glándula pineal: afecta directamente a las otras glándulas por sus secreciones y gobierna nuestra comunicación en el plano espiritual.

Cada glándula depende de las otras para su abastecimiento de energía y en caso necesario, se la “prestan”. Su función a grandes rasgos, es el restablecimiento del equilibrio de la corriente de energía para superar las debilidades internas a la vez que, el estimulo de la corriente de energía para elevar al máximo su nivel en el interior del cuerpo.

sistemaendocrino002

GLÁNDULAS SEXUALES

Cuando hacemos trabajar los músculos del ano y del recto, fortalecemos, estimulamos y llenamos de energía. Si están llenas de energía, dan energía al resto de glándulas y del cuerpo.

Ahora bien, todo lo que se practica en exceso, conduce a la debilidad y el agotamiento del sistema, así que, la prudencia se hace obligatoria, ya que unos de los secretos para la juventud orgánica, es mantener una reserva de energía teniendo unos órganos sexuales fuertes.

BENEFICIOS DE REFORZAR LOS MÚSCULOS DEL ANO Y EL RECTO

  • Aumenta y fortalece la fertilidad, es decir, la salud de los óvulos y los espermatozoides
  • Incrementa la circulación a los órganos sexuales y estimula la región del pubis
  • Ayuda a conservar la salud y la belleza
  • Como la musculatura del ano se va ablandando con el paso del tiempo, incluso se va perdiendo el control de los nervios de la zona, con la práctica del ejercicio evitamos las hemorroides, fistulas, colitis, cáncer y otras enfermedades relacionadas con el ano, el colon y los intestinos
  • La próstata se sitúa detrás de los músculos del ano, cuando los contraemos, es suavemente masajeada, la hacemos trabajar y la fortalecemos evitando así, la inflamación, la atonía, la hipertrofia y el cáncer
  • Tonifica las terminaciones nerviosas alrededor del pubis y del pene, muy útil para tratar problemas de impotencia y eyaculación precoz
  • Al contraer el ano hacemos bajar la vagina que queda fortalecida junto con el útero, así prevenimos alteraciones menstruales, vaginitis, colitis, infecciones, pérdidas, leucorrea y otros problemas relacionados con la vagina y el útero
  • Mejora notablemente las capacidades sexuales de ambos, hombre y mujer; favorece el desarrollo del glande y el aumento de las sensaciones durante las relaciones sexuales
  • Al ser un ejercicio físico, mental y espiritual, desarrolla un fuerte sentimiento de calma interior; refuerza la energía en el cuerpo y el desarrollo de las capacidades psíquicas

Kung-Fu-Sexual-Erecciones-Mas-Prolongadas

VAMOS A PRÁCTICAR

Primero encuentra la posición más cómoda, acostado de lado o de espaldas, sentado o de pie. Luego contrae los músculos que rodean el ano. Si eres una mujer contrae los músculos que rodean el ano y la vagina. Aprieta tan fuerte como puedas y aguanta cuanto sea posible, sin forzar la situación.

Hazlo hasta que te canses, descansa y retómalo de nuevo. Notarás con la práctica una sensación agradable desde la base del ano, pasando por la columna vertebral, hasta el extremo de la cabeza, a la vez que la energía sexual es derivada a través del sistema glandular, hasta la glándula pineal.

Las mejores horas para practicar son por la mañana al levantarse y por la noche al acostarse, aunque siempre se pueden encontrar algunos momentos durante el día para hacer unas cuantas contracciones.

No se aconseja a las mujeres durante la menstruación.

Dormir-hombro-dolor-noche-Carlos-Lopez-Cubas-OSTEON-Alaquas-Centro-de-Fisioterapia

Información extraída del libro del Dr. Stephen T. Chang “El libro de los ejercicios internos” del  que recomiendo su lectura, es un auténtico manual de salud.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s