¿Cómo curan los zumos naturales?

Una dieta líquida proporciona un descanso fisiológico a nuestro organismo que le permite desintoxicarse, restablecerse y revitalizarse, en caso de necesidad, o simplemente perder unos kilos que nos sobran.

Los zumos y jugos de frutas, en este caso, son los mejores aliados. En ningún caso se trata de sustituir el consumo de frutas, hortalizas y vegetales sólidos, sino más bien, de hacer curas ocasionales o complementar nuestra nutrición con ellos.

4647309796_75b2948245_z

¿QUÉ VIRTUDES TIENEN LOS ZUMOS?

  • Están cargados de vitaminas y minerales
  • Son un alimento adecuado para personas que soportan mal la fibra vegetal, o padecen de colitis, dispepsia acentuada o cuya naturaleza es vagotónica.
  • La cura de zumos de uno o más días a la semana, es muy recomendable para las personas bien nutridas pero muy intoxicadas, ya que rebaja la tensión del hígado sobresaturado y le ayuda a eliminar toxinas, disminuye la acidez de la sangre e influye en la mejora de la artritis, la dispepsia, la fiebre o la gripe.
  • Son un alimento vivo, contienen enzimas solubles (diastasas) cuyos efectos varían según el tipo: oxidasas, facilitan la absorción de oxigeno por los tejidos; proteasas, facilitan la digestión de las proteínas; lipasas, facilitan la digestión de las grasas; pectasas, coagulan la peptina y son sustancias orgánicas metiladas e hidrosolubles.
  • Por sus propiedades, pueden actuar favorablemente en casos de inanición, desmayos por falta de alimento o acetonemia infantil. En este último caso funciona muy bien el zumo de uva por su alto poder alcalinizante.
  • Son un buen excipiente para diluir complejos vitamínicos, como el polen de abejas o la levadura de cerveza. o aceites esenciales, o cualquier otro producto de difícil digestión.
  • Son regenerantes. En los trastornos crónicos, a menudo se requiere un mínimo de 4 semanas y hasta 6 meses para que el organismo reconstituya los tejidos enfermos o gastados.

Geo-voyage-2

A TENER EN CUENTA

  • Algunos zumos, especialmente los de frutas dulces, tienen un alto contenido en azúcar lo que los hace inadecuados para personas con diabetes o con exceso de peso.
  • Los zumos envasados están desnaturalizados y probablemente contienen azúcares añadidos. Son completamente diferentes de los zumos naturales y en ningún caso sus propiedades son las mismas.
  • No hay que añadir ni sal ni azúcar a los zumos, ya tienen suficiente por naturaleza.
  • Se tienen que diluir los zumos de plantas silvestres o de vegetales como la cebolla, el ajo y el rábano, en zumos más suaves o agua, para poderlos digerir con facilidad
  • Los zumos se oxidan y empiezan a descomponer al poco tiempo de ser extraídos, por lo que es conveniente consumirlos lo antes posible.
  • Lo correcto es utilizar frutas, verduras y hortalizas de la estación, bien frescos, sin huesos, y teniendo en cuenta que las mejores piezas suelen ser las pequeñas
  • Los recipientes para servirlos pueden ser de cristal, loza, porcelana, barro o acero inoxidable. Los envases metálicos pueden resultar perjudiciales (aluminio, hojalata)
  • Si el zumo resultante es muy concentrado, será mejor diluirlo con agua para no perjudicar el hígado o los riñones
  • El mejor momento para tomarlos es unos veinte minutos antes de las comidas o si son biocatalizadores, durante las comidas
  • A los niños no les conviene una cantidad excesiva y mejor diluidos con agua
  • Se pueden añadir algunos frutos secos pulverizados, como por ejemplo, almendras, que los enriquecerán

images

ALGUNAS SUGERENCIAS SEGÚN SUS CUALIDADES

APERITIVOS: rábano, pepino, ajo, tomate, pomelo con apio muy verde, piña con remolacha roja, tomate con pimiento rojo y ajo, zanahoria con cogollo de alcachofa y lechuga, pepino y piña.

ANTIANÉMICOS: manzana y espinaca, remolacha roja y manzana, remolacha roja y piña, tomate y apio, granada, manzana, albaricoque, uva, ortiga, zanahoria, diente de león, alfalfa.

SEDANTES: lechuga muy verde y manzana, zanahoria y apio muy verde, pomelo y apio, apio y manzana.

BIOCATALIZADORES: zanahoria, manzana y remolacha roja, tomate maduro con uno o dos dientes de ajo, zanahoria con lechuga, zanahoria con apio.

ANTIDIARREICOS: granada, níspero, manzana, zanahoria, limón, ajo, pomelo.

ESTREÑIMIENTO: ciruela, cereza, melón, naranja, uva, melocotón, pera, tomate, ortiga, col, cebolla, lechuga.

PIROSIS: patata cruda, col, apio, limón.

AEROFAGIA: bulbo de hinojo, zanahoria y lechuga, zanahoria y col, manzana e hinojo.

MUCOSIDAD PULMONAR: rábano, nabo blanco, zanahoria, cebolla.

COLITIS: manzana

DEPRESIÓN NERVIOSA: apio, col, manzana, lechuga, albaricoque.

DIABETES: limón, naranja, piña, apio, cebolla, col, diente de león, remolacha roja, tomate, alcachofa, pepino, manzana, arándano, lechuga, patata.

FIEBRE: naranja, limón, pomelo, mandarina, manzana, piña.

8086908448_9970bc7cb3_z

Cuando tomamos zumos y gracias a sus propiedades, la sangre va recuperando su nivel óptimo de alcalinidad, las toxinas que saturaban las células, se van disolviendo y entrando en el torrente sanguíneo, el cual las elimina a través de los canales excretores regulares en forma de orina, sudor, moco, pus, deposiciones, cera, legañas, caspa, etc. Por este motivo no debe extrañarnos tener algún síntoma molesto si hacemos una cura con zumos, es la confirmación de que nuestro organismo se está depurando.

Confío que os sea de utilidad esta información y que os animéis a ponerla en práctica. ¡Buen provecho!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s