El ego

10.
El ego es un mono que salta a través de la selva: totalmente fascinado por el reino de los sentidos, cambia de un deseo a otro, de un conflicto a otro, de una idea centrada en sí misma a la siguiente.
Si lo amenazas, realmente teme por su vida. Deja partir a ese mono.
Deja partir los sentidos. Deja partir los deseos. Deja partir los conflictos. Deja partir las ideas.
Deja partir la ficción de la vida y de la muerte. Permanece simplemente en el centro, observando.
Y después olvídate de que estás en él.
Hua Hu Ching

 

Cuando el ego está enfermo podemos sentir arrogancia, orgullo, prepotencia, autosuficiencia, vanidad, jactancia, vanagloria…además no podemos atender las advertencias que perturban la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Y entonces, el ego, cuya razón de existir es “servirnos” como a seres que únicamente tenemos sentido cuando formamos parte de la totalidad de la creación, se convierte en un tirano que nos arrastra a la destrucción.
Parece mentira!

victima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: