Cura primaveral de fresas

Se acabó el invierno. Durante esta fría estación solemos hacer poco ejercicio y estamos menos expuestos al sol, al aire y al agua; en nuestra alimentación predominan los alimentos concentrados y grasos. Estas circunstancias favorecen la acumulación de toxinas en la sangre y los tejidos orgánicos.

Con la llegada de la primavera aumentan las horas de luz y el calor. Nuestro cuerpo se reorganiza activamente y son estimuladas todas sus funciones orgánicas. Podemos encontrarnos cansados o abatidos y pueden aparecer, debido a la renovación primaveral, hemorragias, erupciones, dolores de diversa índole, alergias, etc.

ES EL MOMENTO DE HACER UNA CURA PARA ELIMINAR LAS SUSTANCIAS QUE YA NO NECESITAMOS

Para ello y paralelamente a la modificación de la dieta, puedes volver a hacer ejercicio físico activamente, tomar baños de sol y de aire y aprovechar el buen tiempo para empezar a bañarte en el mar y ducharte con agua fresca o tibia.

4541351173_12c54b42e5_m

¿Y LAS FRESAS?

Las fresas son la fruta ideal para las curas de primavera: tienen pocas calorías, nos hidratan, nos nutren, son refrescantes y sus propiedades astringente, diurética, antigotosa y depurativa de la sangre, las convierten en eficaces aliadas de nuestra salud.

Pertenecen a la familia de las rosáceas y su nombre genérico, Fragaria, deriva del latín (fragante). Es un fruto originario del bosque, su forma de pequeño corazón rojo es bien conocida y disfrutamos de su perfume intenso y su delicioso sabor agridulce cuando aparece a final del invierno y principio de la primavera.

VEAMOS SUS PRINCIPALES COMPONENTES Y PROPIEDADES

  • Muy ricas en vitamina C, y en otras cantidades B1, B2, B3, B5, B6, E y K: un valor especial frente a la falta de vitaminas que se suele presentar después del invierno
  • Entre los minerales encontramos en mayor cantidad hierro, magnesio, calcio, fósforo, potasio y manganeso, muy indicadas para personas con anemia. Remineralizantes.
  • Precisamente por su bajo contenido en sodio y su alto contenido en potasio, están recomendadas para la hipertensión arterial y la eliminación de líquidos
  • Ácidos orgánicos, entre los que destacan el ácido cítrico, de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina y potenciador de la vitamina C . Ácido málico. Ácido oxálico. Ácido salicílico, de acción alcalinizante y favorable para las personas que presentan exceso de ácido úrico, artritis, reuma o gota. Ácido fólico,  muy recomendado a las mujeres embarazadas
  • Pigmentos vegetales conocidos como antocianinas que actúan como antioxidantes
  • Bajo contenido en azúcares, luego es muy apta para dietas de adelgazamiento y diabetes
  • Su aporte de sales minerales y vitaminas aumentan las defensas orgánicas frente a enfermedades
  • Colabora activamente en la eliminación de toxinas del hígado y el riñón , disolviendo incluso cálculos renales y biliares
  • Su ligera acción astringente es beneficiosa en caso de diarrea
  • Comer fresas mantiene nuestra boca sana, sin caries ni sarro, además de prevenir y curar llagas y heridas que pudieran aparecer, evitar el sangrado de encías y aliviar la gengivitís
  • Una mascarilla de pasta de fresas aplicada directamente sobre la piel de la cara, ayuda a eliminar el acné, impurezas, poros abiertos, manchas, finas líneas de expresión a la vez que damos claridad y luminosidad al rostro

2580344111_c467711ec3_m

CURA DE FRESAS

Puedes realizar esta cura de diferentes maneras:

Completa:
Toma fresas en cantidad suficiente para saciar el apetito 3 o 4 veces al día sin ingerir ningún otro alimento. La cura puede durar desde 1 día a como máximo 1 mes.

Combinada:

Toma exclusivamente fresas en 1 o 2 de las 3 comidas principales, desayuno, comida o cena. En el resto toma vegetales y hortalizas crudos o cocidos y en cualquier caso una dieta blanda.

Toma fresas como primer plato de las tres comidas principales, desayuno, comida y cena.

En ambos casos, puedes acompañar las fresas de zumo de naranja o zumo de uva naturales, yogur o kéfir.

¿QUÉ CONSIGUES?

El efecto general en tu cuerpo es la eliminación de ácido úrico y demás tóxicos orgánicos acumulados tanto en el hígado como en los riñones, a través de la orina, que puede adoptar un color oscuro y un olor pronunciado.

¡ATENCIÓN!

Si tienes el aparato digestivo débil, puedes tolerar mal las fresas. También es una fruta que puede producir alergia. Si no estás seguro del efecto que tienen en ti, tendrías que hacer una comprobación previa a la cura, tomando 150 gr. de fresas solas fuera de las comidas.

¡Buen provecho!

Alimentos-de-primavera-y-sus-beneficios-para-la-salud

Fotos por Enrique Dans y El Tabernero

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: