El arte de no enfermarse: pequeñas acciones, grandes cambios

La enfermedad convive con el ser humano desde el principio de los tiempos.

Cada ser vivo es un ecosistema en equilibrio, que convive e interactua con los demás seres vivos y con el entorno. En este encuentro y siempre que sea necesario, instintivamente, se lucha por la supervivencia.

El ser humano ha ido evolucionando hasta convertirse en un organismo complejo, donde ha desarrollado una conciencia que parece ser, hoy por hoy, única.

Cuando nuestro ecosistema personal, formado por innumerables formas de vida, entra en desequilibrio, se enferma.

El concepto de salud abarca todas las esferas de nuestro ser: el cuerpo físico, el cuerpo emocional, el cuerpo mental y el cuerpo espiritual, y es en el equilibrio de cada uno de ellos y de ellos entre sí, donde nos encontramos sanos.

Recientemente hemos tropezado en la red, con un texto atribuido al Dr. Drauzio Varella, oncólogo y escritor brasileño, que ha despertado nuestra atención. Nos ha resultado reconfortante, esclarecedor y un buen consejo para una vida sencilla, satisfactoria y para mejorar nuestra salud. Aquí lo transcribimos:

Hable de sus sentimientos

Emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, terminan en enfermedades como:

Gastritis
Úlcera
Dolores lumbares
Dolor en la columna

Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer. Entonces vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidas, nuestros “secretos, nuestros errores…El diálogo, el hablar, la palabra, es un poderoso remedio y una excelente terapia.

Tome decisiones

La persona indecisa permanece en duda, en la ansiedad, en la angustia.

La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana es hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros.

Las personas indecisas son víctimas de:

Dolencias nerviosas
Dolencias gástricas
Problemas de la piel

Busque soluciones

Personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas.

Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo. Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe.

Somos lo que pensamos.

El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.

No viva de apariencias

Quien esconde la realidad finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc., está acumulando toneladas de peso.

Una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz.

Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor…

Acéptese

El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable.

Quienes no se aceptan a sí mismos son:

Envidiosos
Celosos
Imitadores
Competitivos
Destructivos

Aceptarse, aceptar ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.

Confíe

Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relacionamiento.

La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios.

No viva siempre triste

El bueno humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive.

“El buen humor nos salva de las manos del doctor”.

La alegría es salud y terapia.

BIOGRAFÍA

El Doctor Drauzio Varella es un oncólogo clínico, se graduó en la USP. Nacido en Sao Paulo en 1943.

A principios de la década de 1970, trabajó con el profesor Vicente Amato Neto, en el área de las enfermedades infecciosas de un hospital público en Sao Paulo. Durante 20 años, dirigió el Hospital Servicio de Inmunología del Cáncer (SP) y, de 1990 a 1992, el Servicio de Cáncer en el Hospital de Ipiranga.

Fue un pionero en el tratamiento del SIDA, especialmente el sarcoma de Kaposi, en Brasil. En 1986, bajo la dirección del periodista Fernando Vieira de Melo, inicia campañas con la finalidad de informar a la población sobre la prevención del SIDA, primero en radio Jovem Pan AM y luego en el 89 de FM Sao Paulo.

Participó en una serie sobre el cuerpo humano, los primeros auxilios, el embarazo, contra el tabaquismo, la planificación familiar, los trasplantes y varios otros.

En 1989, se inició un estudio de investigación sobre la prevalencia del VIH en la población penal de la Casa de Detención de Carandirú. Para la clausura de la prisión en septiembre de 2002, trabajó como médico voluntario. En la actualidad, se hace el mismo trabajo en la Penitenciaría Femenina de Sao Paulo.

En la Amazonía, la parte baja del Río Negro, impulsa un proyecto de bioprospección de plantas brasileñas con el fin de obtener extractos para ponerlos a prueba experimentalmente en las células tumorales malignas y las bacterias resistentes a los antibióticos. Este proyecto, apoyado por la FAPESP, se lleva a cabo en los laboratorios UNIP (Universidad Paulista) en colaboración con el Hospital Sirio-Libanés.

web oficial del Dr. Drauzio Varella

Foto de portada de Ben Kerckx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: