Toma frutos cítricos: ahora es el momento

Mandarinas, naranjas, limones, pomelos: sabrosos, refrescantes, aromáticos, agridulces,una delicia para nuestros sentidos y una fuente de salud inagotable. Vas a conocer que hay detrás del estimulante zumo de naranja, o del suavizante zumo de limón con miel, o del zumo de pomelo que desintoxica tu organismo.

UNA BREVE HISTORIA

La historia de los cítricos se remonta a unos 7-10 millones de años, e incluso anterior y su origen parece ser Asia, incluyendo desde Arabia oriental hacia el este hasta Filipinas y desde el Himalaya hacia el sur hasta Indonesia o Australia. Desde entonces hasta ahora han sufrido numerosas modificaciones debidas a la selección  natural, a mutaciones espontáneas y a hibridaciones tanto naturales como producidas por el ser humano.

El movimiento de dispersión de los cítricos ocurrió dentro del área de origen en primer lugar y desde allí al resto de continentes, fundamentalmente debido a los grandes movimientos migratorios y a acontecimientos histórico-políticos como son: las conquistas de Alejandro Magno, la expansión del Islam, las Cruzadas, el descubrimiento de América, etc.

foto-de-reach-the-happiest-lifefoto-de-christian-ramiro-gonzalez

SU CLASIFICACIÓN DENTRO DEL REINO VEGETAL

Los cítricos pertenecen a la clase Angiospermae, a la subclase Dicotiledónea, a la orden Rutae, a la familia Rutaceae y al género Citrus y cuenta con más de 145 especies.

¿QUÉ CONTIENEN?

  • Agua: Es su componente principal y oscila entre el 80-90% de su composición, variando según el estado de desarrollo, madurez y según las variedades.
  • Minerales: Los más importantes son el Calcio, el Potasio y el Magnesio; en menor cantidad hierro y fósforo.
  • Azúcares: son el material de reserva del fruto y su fuente de energía. La cantidad oscila entre el 1-18% dependiendo de la especie y del estado de madurez. Los más abundantes son la glucosa y la fructosa.
  • Ácidos órganicos: Contribuyen junto con los azúcares, a desarrollar la calidad gustativa y nutricional del fruto. Los más representativos son el ácido ascórbico, el ácido cítrico, el ácido málico y el ácido fólico.
  • Lípidos: Controlan la transpiración del fruto y protegen contra el ataque de parásitos. Se concentran en las semillas y en la cutícula y los más conocidos son ceras y cutinas.
  • Proteínas: El contenido es bajo, aunque son muy importantes en el metabolismo del fruto.
  • Pigmentos: La clorofila nos da el color verde y los carotenoides las coloraciones roja y amarilla.
  • Vitaminas: Son elementos fundamentales para la dieta humana. Las vitaminas más importantes son la A y la C y en menor proporción las del grupo B. El contenido en vitaminas aumenta con el grado de maduración de la fruta.

imagen2

LOS PRINCIPALES TIPOS DE CÍTRICOS

Naranjas dulces, para el consumo alimentario

Naranjas agrias, para mermeladas, aceites esenciales (neroli, bergamota), ornamentales

Mandarinas

Toronjas y pomelos

Cidras

Limas y limones

foto-de-cristianhold

foto-de-herbolario-allium

NUMEROSAS PROPIEDADES BENEFICIOSAS PARA NUESTRA SALUD FÍSICA Y EMOCIONAL

  • Para una piel bella y saludable: Los cítricos, especialmente las naranjas, son considerados el mejor alimento para el cuidado de la piel. Sus vitaminas y aceites esenciales son excelentes. Consumidos diariamente, sobre todo en ayunas, contribuyen a la limpieza, hidratación y embellecimiento de la epidermis. La naranja aporta sus antioxidantes y libera a la piel de las amenazas de los radicales libres. Si sufres enfermedades de la piel, comer limas todas las mañanas, te será de gran ayuda.
  • Una llamada a la felicidad: Es cierto que el cuerpo se estimula cuando probamos un fruto cítrico. Se ha comprobado que con el solo olor del limón o la naranja, el cuerpo estimula la producción de serotonina lo que incrementa los niveles de energía y el estado de ánimo positivo. Una mandarina o naranja y ya no estarás triste!
  • Activan tu sistema inmunológico: El sistema inmunológico es el encargado de combatir los agentes nocivos que penetran en el organismo causando todo tipo de enfermedades. El consumo diario de frutas cítricas ayuda a reforzar tus defensas naturales. Sus nutrientes aumentan la resistencia ante infecciones y gérmenes y colaboran a eliminarlos de tu cuerpo. Cuando se trata de curar heridas son muy efectivos. Los frutos cítricos mantienen tu sistema inmune activo para cada ocasión.
  • Son una fuente de fibra saludable: Los frutos cítricos mejoran la absorción de nutrientes y la digestión. Alivian el estreñimiento y previenen su aparición. Además estas frutas están libres de grasa y sodio por lo que reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
  • Mantienen tus huesos fuertes: Ayudan a que tu organismo realice una mayor absorción de calcio y vitamina D, dos elementos indispensables para tener huesos fuertes. Los estudios revelan que un vaso de zumo de naranja diario es muy efectivo.
  • Abren el apetito: Se estima que en las personas de avanzada edad se produce una pérdida gradual de apetito, pero con un consumo recomendado de frutos cítricos, el apetito aumenta y se resuelven los problemas de salud ocasionados por la inapetencia. Muy recomendables también si tienes anemia.
  • Salud para tus encías: Las encías dolorosas o irritadas podrían dejar de ser un problema, pues en miles de personas esta afección se debe a la falta de vitamina C. Un consumo regular de frutos cítricos ricos en vitamina C pueden ayudarte, sin necesidad de suplementos.
  • Una fuente natural de vitaminas y minerales: Consumir limones y naranjas es una manera muy fácil de obtener las concentraciones de vitaminas A, B1, B2 y C, potasio, cobre y azufre que necesita tu cuerpo para funcionar adecuadamente. Así tu organismo estará revitalizado, tus tejidos fortalecidos y podrás prevenir resfriados, infecciones de las mucosas, estimular las secreciones glandulares y equilibrar tu tensión arterial.
  • Protegen tu sistema digestivo: Nuestro sistema digestivo es muy delicado, realiza mucha funciones y son muchos los factores que pueden dañarlo. Pues bien, consumir cítricos te ayudará a protegerlo. La naranja, por ejemplo, desinfecta las vías digestivas, disuelve los alimentos, alivia la acidez de estomago y favorece la cicatrización de posibles úlceras en el duodeno y el estómago
  • Controlan los niveles de colesterol y ácido úrico: Las frutas ácidas son excelentes para bajar los niveles de colesterol y ácido úrico en sangre. Si consumes cítricos regularmente estarás previniendo el desarrollo de problemas circulatorios, afecciones cardíacas y enfermedades como la gota, que provoca terribles dolores en las articulaciones.
  • Previenen y participan en la curación de la diabetes: La diabetes es una de las enfermedades más recurrentes de las últimas décadas, una forma sencilla y natural de prevenirla es el consumo de cítricos. En este caso, el zumo de naranja estimula el funcionamiento del páncreas, mientras la toronja regula los niveles de azúcar en sangre y controla las hipoglicemias.
  • Desintoxican tu organismo: Nada como la naranja, el limón, el pomelo y la mandarina para eliminar todas esas sustancias tóxicas provenientes del exterior que incorporamos en nuestra vida diaria y que pueden acumularse en nuestros tejidos provocando cansancio, afecciones en diferentes órganos e incluso la aparición de tumores malignos. Comienza tu día con tomando un exquisito zumos depurador o una pieza de algún fruto cítrico. Atención especial merece la mandarina, capaz de eliminar el plomo, el mercurio, el cadmio y el cromo que se hallan en la sangre. ¡A comer mandarinas!
  • Depuran tus órganos: La acumulación de sustancias tóxicas en determinados órganos como los riñones, la vesícula biliar o el hígado, da como resultado la formación de cálculos biliares y renales, congestiones hepáticas y muchas otras enfermedades molestas y dolorosas que dificultan su funcionamiento. Consumir frutas cítricas puede curar y prevenir estas afecciones ya que son capaces de depurar los órganos y regenerar los tejidos. Resultan también una solución excelente para los problemas intestinales, sobre todo la naranja, ya que controla diarreas y hemorragias.
  • Pierde peso si es lo que necesitas: Si lo que deseas es eliminar unos kilos de más, los cítricos son ideales para ayudarte. Consume 1 toronja o pomelo en ayunas cada día, esto favorecerá la quema de grasa y la limpieza de tu organismo debido a sus propiedades diuréticas y laxantes. Lo mismo ocurrirá si tomas el zumo de un limón en un vaso de agua bien temprano por la mañana. ¡Si deseas perder peso opta por los cítricos!

foto-de-marcela-escandell

Y PARA ACABAR

En fin, la naturaleza nos da estos exquisitos frutos: el consumo de naranjas, limones, mandarinas, limas, pomelos, es muy beneficioso para nosotros, tanto a nivel físico como a nivel emocional. Su color nos conduce al optimismo, a la alegría, a la acción y al equilibrio. Podemos tomarlos como un ingrediente más en miles de recetas, en zumos, en batidos, al natural, en repostería, etc.

Podemos utilizar sus aceites esenciales y disfrutar del dulce y tierno olor de sus flores blancas…y como no, deleitarnos abriendo una naranja por la mitad y mordiéndola hasta llegar a dejar la cáscara limpia, dejando caer su jugo por la barbilla, como cuando eramos niños…¡un auténtico placer!

Autores de las fotografías:
Juantiagues
Reach the happiest life
Christian Ramiro González
Herbolario Allium
@Cristianhold
María Teresa Combe
Marcela Escandell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: